Así lo logra Demi Moore con dieta y entrenamiento

Un cuerpo de 35 a los 60: así lo logra Demi Moore con dieta y entrenamiento.

Aunque nuestro cuerpo sufre grandes cambios después de los 40 y más aún después de los 50, no es imposible lucir un cuerpazo. Eso queda demostrado con Demi Moore, que conserva un cuerpo de infarto a sus 60 años.

Demi Moore con 60 años se encuentra tan increíble y tonificada como cuando se paseaba por la alfombra roja de la mano de Bruce Willis.

Para lograr este cuerpo de infarto la actriz confesó en sus memorias que ha llegado a la obsesión, por lo que en 2015 decidió parar y retomar cuatro años después de forma sana el cuidado de su cuerpo, pero lejos de trastornos alimentarios u otros métodos perniciosos

La alimentación de Demi Moore

Para cuidar su cuerpo la actriz sigue una dieta crudívora, es decir que el 75% de los alimentos que ingiere son crudos y en su mayoría frutas y verduras.

Su desayuno se compone básicamente de cítricos, especialmente de mandarinas que son sus frutas preferidas, y también de una rebanada de pan integral y un poco de zumo de rosa mosqueta.

En las comidas suele haber trigo germinado, col blanca, pepino y cebollas y para cenar es habitual la ingesta de una crema de calabaza acompañada de frutos secos.

Entre horas, cuando siente hambre, acude las ciruelas pasas o a un puñado de semillas pues ha excluido de su dieta habitual los procesados y ultraprocesados.

Si bien ya no consume carnes rojas, sí puede ingerir algunos pescados crudos como el salmón y también algas de todo tipo, bayas y vegetales diversos.

El entrenamiento de Demi Moore

Además de cuidar la alimentación, Demi Moore siempre realizó actividad física llegando como hemos dicho a una obsesión que la obligó a dejar de entrenar durante cuatro años para retomarlo de nuevo en 2019.

Por ese entonces, utilizó un espejo inteligente como ayuda y se apuntó a diversas disciplinas como el yoga, el boxeo, entrenamiento de fuerza o rutinas de cardio; pero su ejercicio favorito es lo que ella llama el cardio- dance o lo que aquí conocemos como zumba.

Además, la actriz realiza ejercicios varios entre los que se encuentran las burpees y el sprint de rodillas que son de sus movimientos preferidos que permiten quemar calorías y al mismo tiempo, trabajar múltiples músculos del cuerpo.

El entrenamiento diario y la dieta de calidad a base de alimentos frescos, le permiten a Demi Moore conservar un cuerpazo a sus 60 años, tal como lucia a los 35.

Subir