Saltar al contenido
Cómo Sentirte Bien

Receta fácil de quiche de puerros y gambas

21 mayo, 2021

Pocos platos más socorridos, perfectos para aprovechar ingredientes de temporada o que tengamos por casa que una quiche. Una tarta salada que, además, suele triunfar bastante entre los más pequeños -va genial para incluir verduras en el menú- y que ahora, con la primavera y la vuelta de las reuniones con familia y amigos, también es un plato muy de transportar y compartir.

Aunque la quiche Lorraine es la clásica y original, este tipo de tartas saladas aceptan muchísimas versiones, como esta que solemos hacer en casa cuando viene gente porque se prepara en poco tiempo, siempre queda bien y suele gustar mucho.

Podemos prepararla con antelación y darle un último toque de calor antes de servir. Queda muy bien acompañada de una buena ensalada y si sobra (no sobrará), el día siguiente seguirá estando riquísima. Si queremos ponernos más creativos podemos preparar la receta en versión tartaletas individuales usando un molde para magdalenas.

Ingredientes

  • 1 masa brisa redonda
  • 200 g. de gambas pequeñas peladas
  • 150 g. de puerro (parte blanca)
  • 1 diente de ajo
  • 50 ml. de brandy o similar
  • 200 ml. de nata para cocinar (o leche evaporada para una versión más ligera)
  • 4 huevos
  • 150 g. de queso gruyère rallado (o una mezcla de varios quesos)
  • 100 g. de queso de cabra
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo. Quitamos la parte verde del puerro, lavamos y picamos la parte blanca. Sofreímos en una sartén con aceite, removiendo frecuentemente para que no se queme.

Cuando empiece a transparentar, añadimos el diente de ajo picado muy fino. Sofreímos unos minutos más para dorar el ajo. Echamos las gambas al sofrito, salteamos un par de minutos y salpimentamos.

Añadimos el brandy (el patxaran también le sienta muy bien), removemos y dejamos que se evapore. Apagamos el fuego y dejamos templar.

Ponemos la masa brisa en un molde especial para quiche o tartas. Pinchamos con un tenedor la parte interior y cubrimos con garbanzos secos o similar para que la masa no se hinche demasiado al hornear. Horneamos durante 10 minutos.

En un bol grande batimos los huevos con una varilla manual. Echamos un poco de sal sin pasarnos, el queso gruyère y la nata. Mezclamos bien y añadimos el sofrito de puerros y gambas al bol. Mezclamos de nuevo.

Sacamos la masa del horno y quitamos los garbanzos. Vertemos la mezcla sobre ella, repartiéndola bien por toda la superficie para que los ingredientes no queden amontonados, y la introducimos de nuevo en el horno. Horneamos 20 minutos.

Unos minutos antes de sacarla del horno, troceamos el queso de cabra y lo repartimos sobre la superficie de la quiche que ya casi estará lista. Dejamos que se funda el queso y la sacamos del horno en el tiempo indicado.

Dejamos templar 15 minutos la quiche sobre una rejilla para que acabe de cuajar y ya estará lista para comer.

Ir a la fuente
Autor: Emma García
Creative Commons License
Este artículo se publica bajo licencia CC-BY-SA   Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies