Saltar al contenido
Cómo Sentirte Bien

Rafael Caunedo. Entrevista con el autor de El deseo de los accidentes

20 junio, 2021

Fotografía: Rafael Caunedo. Perfil de Facebook.

A Rafael Caunedo lo conocí personalmente como moderador en un encuentro de lectores organizado por Ámbito Cultural para charlar con Domingo Villar. Después le seguí la pista. Y a primeros de este mes ha sacado su nueva novela, El deseo de los accidentes. Le quiero agradecer su amabilidad y tiempo dedicados para esta entrevista donde nos habla de ella y sobre mucho más.

  • ACTUALIDAD LITERATURA: El deseo de los accidentes es tu nueva novela. ¿Qué nos cuentas en ella y de dónde surgió la idea?

RAFAEL CAUNEDO: Como siempre, las ideas llegan de hacerte preguntas. Un día, por casualidad, vi a una chica muy joven que formaba parte de una unidad de antidisturbios. Llegaban de trabajar, con los protectores aún colocados, el uniforme manchado de harina y huevos -no hace falta que explique la razón- y cara de circunstancias. Al fijarme en ella pensé: ¿Tendrá hijos? ¿Le esperará un bebé en casa?, ¿Son compatibles las porras y los biberones? Entonces decidí sacar a aquella mujer de la realidad y la convertí en Blanca Zárate. Y te anticipo que en la ficción lo pasa mucho peor.

  • AL: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

RC: La verdad es que solo recuerdo las cosas que me dejan algún tipo de huella. Debo tener memoria selectiva. Concretamente no recuerdo el primer libro. Tengo en mente títulos que pasaron por mis manos; son recuerdos de una infancia feliz. Pero si tengo que decir cuál fue el libro que cambió mis hábitos de lectura, ese fue El señor de los anillos. A raíz de su lectura, comencé a ahorrar cada semana para comprarme libros. Y así hasta hoy. No puedo vivir sin leer; como tampoco puedo hacerlo sin escribir. Siempre me gustó hacerlo, pero era bastante reacio a mostrar mis cosas. Error. Todo cambió el día que acompañé a una amiga a un taller de escritura. Entre vinos y raciones de croquetas y tortilla leíamos nuestros relatos. De pronto escribía para los demás, no para mí, y eso lo cambió todo.

  • AL: ¿Un escritor de cabecera? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas. 

RC: Me gustan muchos. Leo de todo. Supongo que voy eligiendo según el estado emocional en que me encuentre. Cada libro, o cada autor, tiene su momento. Me gusta descubrir nuevos escritores también, me dejo aconsejar por los libreros y también por mi instinto, pero lo cierto es que hubo un autor que, al descubrirlo, me hizo plantearme la posibilidad de ser escritor. Me gustaban sus libros y él mismo, su enigma, su vida tan extraña, su personalidad. Fue leer a Thomas Bernhard y cambiar mi visión sobre la literatura.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

RC: A cualquiera que, después de compartir mesa y mantel durante una cena, me apetezca repetir. No muchos aguantan más de una cena.

  • AL: ¿Alguna manía o costumbre especial a la hora de escribir o leer? 

RC: No me molesta el ruido, ni la música, puedo escribir en cualquier parte. Tengo facilidad para meterme en mi mundo, aunque esté en un café rodeado de gente. Lo único que no soporto es que haya una conversación al lado. Insisto, no me importa el jaleo, el barullo, pero no puedo escribir en cuanto identifico palabras encadenadas con sentido.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo? 

RC: Soy de biorritmos mañaneros. Mi mente está más ágil por las mañanas. Curiosamente, las tardes son ideales para leer.  ¿El lugar? Sinceramente, no tengo lugar fijo. Puedo escribir apoyado en el tronco de un árbol, bajo un toldo en la playa o en un café con jazz de fondo. En mi casa, suelo hacerlo en cualquier lado. Basta con que no haya nadie a mi lado hablando. 

  • AL: ¿Hay otros géneros que te gusten?

RC: Leo por impulsos. Hojeo en las librerías, toqueteo mucho y siempre hay algún libro que me susurra: «Soy yo». Y entonces me lo compro. Influye el texto de contraportada, la cubierta, y la frase aleatoria al que el azar me lleve. 

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

RC: Ahora mismo estoy con Hamnet, de Maggie O´Farrell.

Estoy liado con una trama de la que prefiero no contar nada hasta que esté más definida. Eso sí, te garantizo que el protagonista estará donde no debería estar.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial y qué te decidió a ti para intentar publicar?

RC: Estadísticamente, España es de los países donde más se publica en el mundo. Resulta paradójico que el índice de lectura sea más bajo que la media. Desconozco qué resultado provoca esta contradicción a las editoriales, pero te aseguro que si leyéramos más, nos iría mejor a todos.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para historias futuras?

RC: No creo que escriba nada sobre el tema COVID, el confinamiento y todo eso. No me apetece. Me resultaba mucho más sugerente el mundo de antes, así que escribo como si nada hubiera ocurrido porque estoy seguro de que todo pasará y volveremos a los mismos problemas de siempre, pero sin mascarilla ni distancia social. Me gustan los abrazos y los besos al primer encuentro, sin que te pregunten si estás vacunado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies