Qué leen (o leían) los grandes escritores de la historia: dejamos que ellos nos recomienden las lecturas de este verano

Qué leen (o leían) los grandes escritores de la historia: dejamos que ellos nos recomienden las lecturas de este verano

Por todos es sabido que un buen escritor ha sido antes un buen lector. Y que no hay mejor lugar donde buscar la inspiración que en las letras de los más grandes de la historia… quienes a su vez la encontraron también en otros grandes. Hemos investigado cuáles fueron esos libros que marcaron a nuestros escritores favoritos, a los más importantes, a los que son un referente cuando hablamos de historia de la literatura. Y esto es lo que nos hemos encontrado:

Ernest Hemingway

El autor de El viejo y el mar era un lector infatigable y en 1935 publicó en la revista Esquire un listado de sus libros favoritos, entre los que destacó los siguientes: Anna Karenina y Guerra y paz (de Tolstoi), Cumbres borrascosas (de Emily Brontë), Madame Bovary (de Flaubert), Los hermanos Karamázov (de Dostoievski), Las aventuras de Huckleberry Finn (de Mark Twain) o Dublineses (de Joyce). Sin duda, un buen listado para añadir a nuestras lecturas pendientes para este verano.

Anna Karenina

Isabel Allende

La autora chilena Isabel Allende es una de las favoritas del público, con sus novelas agotándose casi el mismo día que salen a la venta, pero ella, a su vez, tiene sus propios favoritos. Seis, para ser exactos: Las mil y una noches, Cien años de soledad (de García Márquez), La mujer eunuco (de Germaine Greer), Drácula (de Bram Stoker), Broken Open (de Elizabeth Lesser) y La carretera (de Cormac McCarthy).

Cienanosdesoledad

Samuel Beckett

El autor de Esperando a Godot y Premio Nobel de Literatura en 1969 tenía dos grandes favoritos, a juzgar por lo que escribió en su correspondencia. Son La vuelta al mundo en ochenta días, de Julio Verne y El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger.

Guardian

Jane Austen

La autora más icónica de la Inglaterra del XIX adoraba leer obras como El corsario, de Lord Byron, o Los misterios de Udolfo, de Anne Radcliffe, pero su favorito por encima de todos siempre fue Sir Charles Grandison, de Samuel Richardson.

Grandison

Henry Miller

El autor de Trópico de Cáncer no dejó lugar a dudas de cuáles fueron los libros que lo marcaron, ya que publicó él mismo la obra The Books of My Life, en la que se incluye el apéndice titulado «Los cien libros que más me han influenciado», entre los que destacan Cumbres borrascosas (de Emily Brontë), Las aventuras de Huckleberry Finn (de Mark Twain), Hojas de hierba (de Walt Whitman) o Los Miserables (de Víctor Hugo).

Miserables

Joyce Carol Oates

En una entrevista en 2013 con el Boston Globe, la prolífica autora Joyce Carol Oates compartió el nombre del autor que más ha marcado su carrera. Es Fiódor Dostoyevsky, especialmente su obra Crimen y castigo. También reclamaba que se leyera más el Ulises de Joyce, aclarando que es difícil, sí, pero que siempre merece la pena.

Crimen Y Castigo

Ray Bradbury

El genial autor de ciencia ficción habló de las obras que marcaron su vida en una entrevista con Barnes & Noble en 2003. Destacó los ensayos de George Bernard Shaw, «que contienen toda la inteligencia de la humanidad en los últimos cientos de años y quizá más», y Moby Dick, de Herman Melville.

Moby Dick

Amy Tan

El club de la buena estrella, de Amy Tan, es una de las novelas favoritas de los últimos años, pero su autora tiene a su vez sus propias imprescindibles como lectora. La principal para ella es la pieza clásica de la literatura china Flor de ciruelo en vasito de oro (Jing Ping Mei), de un autor anónimo y llena de escenas naturalistas y eróticas que la hicieron estar prohibida durante años.

Flor Ciruelo

John Steinbeck

Las uvas de la ira o Al este del edén son novelas que han marcado a varias generaciones de lectores, por lo que su autor sabía de lo que hablaba al comentar sus influencias, entre las que destacaba Winesburg, Ohio, de Sherwood Anderson y, sobre todo, La muerte de Arturo, de Sir Thomas Malory, que hizo que él mismo se embarcara en la tarea de escribir historias artúricas (Los hechos del rey Arturo y sus nobles caballeros fue su obra póstuma).

Arturo

Almudena Grandes

En 2008, el diario El País preguntó a cien escritores españoles por sus diez libros favoritos de la historia. Gracias a ese reportaje, pudimos saber que Almudena Grandes se decanta para su top ten por la Odisea (Homero), Mujercitas (Louise May Alcott), Tormento (Benito Pérez Galdós), La madre (Maxim Gorki), El oficio de vivir (Cesare Pavese), La ciudad y los perros (Mario Vargas Llosa), Los hijos muertos (Ana María Matute), Usos amorosos de la posguerra española (Carmen Martín Gaite), Campo de los almendros (Max Aub) y Habitaciones separadas (Luis García Montero). En este último caso, es normal que esté entre sus favoritos. Además de ser un poemario excelente, va dedicado a ella, ya que el autor es su pareja.

Odisea

Mark Twain

En 1887, Mark Twain escribió una carta en respuesta a un reverendo de Maine que le pedía recomendaciones literarias para jóvenes, así como un resumen de sus libros favoritos. Reseñó La Revolución Francesa, de Thomas Carlyle, La muerte de Arturo, de Sir Thomas Malory, Las mil y una noches y, curiosamente, B.B., «un libro que escribí hace algunos años, no para publicar, sino solo para mi disfrute privado».

Mil Y Una Noches

Ana María Matute

La que es una de las mejores novelistas de la historia de España dejó también su lista de diez favoritos para el recuerdo, encabezados por todo un clásico como Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes), a quien siguen La reina de las nieves (Hans Christian Andersen), Demian (Herman Hesse), Cumbres borrascosas (Emily Brontë), En busca del tiempo perdido (Marcel Proust), Los hermanos Karamázov y El idiota (Fiódor Dostoievski), Guerra y paz (León Tolstoi), el Ulises (James Joyce) y Las aventuras de Huckleberry Finn (Mark Twain).

Quijote

George R.R. Martin

No es demasiado sorprendente que el autor de Juego de tronos mencione a Tolkien como su gran influencia literaria, desde que leyó El señor de los anillos cuando estaba en el instituto. Pero hay otro libro que quiso mencionar expresamente en una entrada de Live Journal. Se trata de Estación Once, de Emily St. John Mandel, un libro sobre un grupo de actores en una sociedad postapocalíptica.

Anillos

Agatha Christie

Una de las autoras más prolíficas de la historia declaró hacia el final de su vida que había tres libros que se podían considerar sin duda su pódium de favoritos. Son Casa desolada, de Charles Dickens; El tercer hombre, de Graham Greene; y El último septiembre, de Elizabeth Bowen.

Casa Desolada

Mario Vargas Llosa

Favorito él mismo de muchos autores y Premio Nobel de Literatura en 2010, Mario Vargas Llosa pone también a Don Quijote de la Mancha en el número uno de sus obras favoritas, seguido por Guerra y Paz (León Tolstoi), Madame Bovary (Gustave Flaubert), Moby Dick (Hermann Melville), Tirant lo Blanc (Joanot Martorell), La montaña mágica (Thoman Mann), Los demonios (Fiódor Dostoievski), Esplendor y miseria de las cortesanas (Honoré de Balzac), Luz de agosto (William Faulkner) y el Ulises (James Joyce), otro clásico al que acuden casi todos los grandes escritores.

Guerraypaz

Rosa Montero

Rosa Montero se decanta por Lolita, de Nabokov, para lo más alto de sus grandes influencias literarias. Y a esta obra maestra la siguen otras que no lo son menos, como El Aleph (Jorge Luis Borges), En busca del tiempo perdido (Marcel Proust), La Regenta (Leopoldo Alas ‘Clarín’), Conversación en la catedral (Mario Vargas Llosa), Espejo roto (Mercè Rodoreda), Guerra y paz (León Tolstoi), Middlemarch (George Elliot), El corazón de las tinieblas (Joseph Conrad) y El maravilloso viaje de Nils Holgersson (Selma Lagerlöf).

Lolita

Jorge Luis Borges

Para Jorge Luis Borges, no hubo otro autor más influyente que su compatriota Julio Cortázar, del que destaca sus Cuentos. Otras novelas que consideró necesario mencionar entre sus favoritas fueron América, de Franz Kafka, El padre Brown y La cruz azul, de G. K. Chesterton y La piedra lunar, de Wilkie Collins.

Cuentos Cortazar

J.K. Rowling

J.K. Rowling seguro que encabeza la lista de autores favoritos de miles de personas en todo el mundo gracias a la saga Harry Potter, y ella a su vez recurre a otra de las grandes escritoras de la literatura universal como su máxima influencia. Habla de Jane Austen, en concreto de su novela Emma, porque «te sumerge en la historia y, cuando llegas al final, sabes que has visto algo fantástico en acción».

Emma

Paul Auster

El autor de la trilogía de Nueva York, y Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006 es un amante reconocido de Don Quijote de la Mancha, pero entre sus favoritos se encuentran también Oreo, de Fran Ross, y La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres, de Siri Hustvedt, aunque él mismo reconoce que no es del todo imparcial en esta última elección. Siri es su esposa desde 1982.

Mujer Mira Hombres

Elvira Lindo

Un título recurrente entre los autores más destacados es Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain (ya nos hemos dado cuenta a estas alturas del repaso). También es el favorito de Elvira Lindo, que además se queda con el Lazarillo de Tormes (anónimo), Luces de Bohemia (Ramón María del Valle-Inclán), La señora Dalloway (Virgina Woolf), los Cuentos de Antón Chejov y John Cheever, Los muertos (parte de Dublineses, de James Joyce), Tristana (Benito Pérez Galdós), Pedro Páramo (Juan Rulfo) y los Cuentos de Alice Munro.

Huckleberry

F. Scott Fitzgerald

Una lista de nada menos que sus veintidós libros favoritos escribió el autor de El gran Gatsby mientras se encontraba convaleciente de un intento de suicidio en 1936, entre los que destacan Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, Winesburg, Ohio, de Sherwood Anderson, El halcón maltés, de Dashiel Hammett o Victoria, de Joseph Conrad.

Victoria

Ayn Rand

En 1945, Ayn Rand habló del que, sin lugar a dudas, era su libro favorito y el que consideró su mayor influencia literaria. Se trata de Calumet ‘K’, de Samuel Merwin y Henry Kitchell Webster, según ella, «lo mejor que he leído jamás, mi obra favorita de toda la historia de la literatura, incluyendo los pesos pesados clásicos».

Calumet

Vladimir Nabokov

El autor de Lolita tenía cuatro libros favoritos, sus imprescindibles, de los que habló en una entrevista para una emisora de radio francesa en los años cincuenta. Eran el Ulises de Joyce, La metamorfosis de Kafka, Petersburg de Andrei Bely y la primera mitad de En busca del tiempo perdido, de Proust.

Ulises

Maruja Torres

La genial Maruja Torres también le contó al diario El País cuáles eran sus diez libros favoritos de toda la historia. Empieza la lista con Dickens, en concreto con Oliver Twist, y le siguen El idiota (Fédor Dostoievski), La luna y las hogueras (Cesare Pavese), El corazón es un cazador solitario (Carson McCullers), La peste (Albert Camus), Lord Jim (Joseph Conrad), Las uvas de la ira (John Steinbeck), El gran Gatsby (F. Scott Fitgerald), Conversación en la catedral (Mario Vargas Llosa) y El puente de San Luis Rey (Thorton Wilder).

Twist

Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina encabeza su lista de favoritos con otro título recurrente que hemos leído mucho por aquí: En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. También considera fundamentales El ruido y la furia (William Faulkner), Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes), Vida y destino (Vasili Grossman), Fortunata y Jacinta (Benito Pérez Galdós), La educación sentimental (Gustave Flaubert), el Ulises (James Joyce), Conversación en la catedral (Mario Vargas Llosa), la Poesía completa de Antonio Machado y El Aleph (Jorge Luis Borges).

Proust

Carmen Posadas

La escritora uruguaya Carmen Posadas también se decanta por Flaubert al elegir su obra favorita, una que leyó en el colegio y que redescubrió tras una segunda lectura ya en edad adulta. Es La educación sentimental, una «interesante reflexión sobre los amores imposibles».

Flaubert

Haruki Murakami

Uno de los escritores contemporáneos favoritos y eterno candidato al Nobel de Literatura destaca entre sus preferidos, por encima de todas, las novelas de Philip Marlowe, de Raymond Chandler. También El gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald, El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger y Los hermanos Karamázov, de Fyodor Dostoievski

Karamazov

Maya Angelou

La reconocida autora de Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado tiene a su vez sus libros favoritos, entre los que se cuentan la Historia de dos ciudades de Charles Dickens, la Biblia, El ángel que nos mira, de Thomas Wolfe, pero muy especialmente Mujercitas, de Louise May Alcott, de la que declaró: «Cuando leía a Alcott, sabía que aquellas niñas de las que hablaba eran todas blancas, pero eran agradables y las entendía. Me sentía casi como si estuviera allí con ellas, en su salón y su cocina».

Mujercitas

Imágenes | Amazon.

En Trendencias | Los 19 libros que nos recomiendan los 19 famosos más interesantes

Ir a la fuente