Pablo Nuñez: «Que nadie deje de intentar publicar»

Fotografía: Pablo Nuñez. Perfil de Facebook.

Pablo Nuñez, el escritor lucense de novela histórica, autor de títulos como Las hijas del César, Ladrones de historia o Juego de reinasme concede esta entrevista donde nos habla de todo un poco sobre sus libros, influencias, proyectos y el panorama editorial y social que vivimos. Le agradezco muchísimo el tiempo dedicado y su amabilidad.

Pablo Nuñez — Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

PABLO NUÑEZ: Sí, porque todavía lo guardo como un tesoro: El corsario negro, de Emilio Salgari. De entre los que tenían mis padres en casa ya me llamaba la atención desde muy pequeño, incluso antes de saber leer.

Lo primero que escribí fueron poemas en gallego, y  sigo haciéndolo porque me encanta la poesía. Pero la primera historia… Os va a extrañar, pero lo cierto es que fue Las hijas del César, mi primera novela, y fue ya casi cumpliendo los treinta.

  • AL: ¿Cuál fue el primer libro que te impactó y por qué?

PN: Guerra y paz, de Tolstoi, porque me adentró en una línea de lectura diferente a la que mantenía hasta entonces. Me apasionaba (sigue haciéndolo) la novela de aventura. Con Guerra y paz encontré un segundo amor literario, el que se ambienta en esos acontecimientos y lugares que a su vez escribieron la Historia.

Además, por su extensión, me gustó analizar por primera vez las tramas, los cambios de escenario, los personajes y cómo el autor construía los diálogos… En definitiva, lo que hay dentro de un libro, aparte del maravilloso placer de leerlo.

  • AL: ¿Quién es tu escritor favorito? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas.

PN: Por mi origen —soy lucense—, leí mucho en gallego. Rosalía, Castelao, Manuel María, al que tuve el placer de conocer. O Emilia Pardo Bazán, que me parece una escritora extraordinaria.

También Verne, Salgari, Dumas, Twain… Y más cercanos: Tom Clancy, Bernard Cornwell, Umberto Eco, y dos españoles a los que me une una gran amistad: Manel Loureiro y Juan Gómez-Jurado. Conocer a ambos ha sido uno de los mejores regalos que me ha ofrecido la vida.

Como veis, me resulta imposible ceñirme a un solo escritor. Y me quedo corto.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

PN: Dos. La dama Arwen de El Señor de los anillos, porque Tolkien escondió en ella muchas claves, a pesar de «esconderla» como personaje secundario. Cosas de genios.

Y Jack Ryan, de Clancy. Ryan ha estado entre mis manos en las novelas de su creador, y en las pantallas de cine y televisión. Ahora también en una serie.

  • AL: ¿Alguna manía a la hora de escribir o leer?

PN: Me gusta tener cerca algún objeto relacionado con lo que escribo, una espada, una moneda, mapas o fotografías de los escenarios por los que vivirán aventuras los personajes que creo.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

PN: Para escribir, en casa. Lo he intentado en otros lugares y sé que hay quien lo consigue casi en cualquier lugar. Yo no he podido hacerlo.

Leo mucho en mi aldea, mi refugio, a orillas del río Miño, y me encanta leer en la playa. Tuve una época, coincidiendo con mis estudios y para aprovechar el tiempo hasta que entraba a entrenar, en la que sacaba un libro de la mochila y leía un rato en la muralla. La verdad es que lo echo de menos… Me has dado una idea.

  • AL: ¿De dónde viene esa pasión por romanos y celtas en tus novelas?

PN: Soy de Lugo (y no lo niego, como decimos por aquí). El corazón de mi ciudad permanece abrazado desde hace 2.000 años por una muralla romana única en el mundo y Patrimonio de la Humanidad. Son incontables los hallazgos arqueológicos encontrados, los que todavía se encontrarán y los secretos y misterios que los rodean.

Pero a veces se nos olvida que, antes de que llegase Roma, ya había civilizaciones y cultura antes de que las legiones impusieran su ley. Galicia es un buen ejemplo de ello. Estamos rodeados de castros, de hallazgos de esa época anterior, y que convivió con la gran loba romana.

Siempre me atrajo buscar información y luego escribir acerca de la relación que tuvieron las dos culturas. Ahí encontré la semilla para Las hijas del César.

La relación entre Galicia y otras zonas de Europa occidental como Irlanda, Inglaterra, Escocia, Gales o Bretaña es interesantísima y nos unen muchos lazos, la propia historia, cultura, la música… Y muchas muchas leyendas. De ahí Juego de reinas, que es únicamente «celta».

También en Lugo celebramos, para rendir homenaje y unir a los pueblos que construyeron nuestra cuna y orígenes, una fiesta, Arde Lucus (buscad en internet o en redes sociales), que ha atraído a más de medio millón de personas en algunas ediciones.

Con gente de todo el mundo, desde muchos rincones de España, a Irlanda, Francia o Italia… Casi cualquier país de Europa con amplia representación de Portugal, pero cada año nos sorprendemos con visitantes de Latinoamérica, Honduras, México, Argentina, taiwaneses o incluso australianos. O de China, porque nuestra muralla está hermanada con su Gran Muralla y Lugo con la ciudad de Quinhuangdao. Nos frenó la pandemia, pero volveremos.

Con todo lo que os estoy contando, y lo que me queda en el tintero, seguro que entendéis mejor esa pasión.

  • AL: ¿Tus géneros favoritos además del histórico?

PN: El thriller. Y ahí tenemos en Juan a un verdadero genio. Lo raro es que no sea norteamericano, ¿verdad?

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

PN: Recién terminada La puerta, de Loureiro, un novelón. Estoy con El jardín de las brujas, de Clara Tahoces, y Rey Blanco.

Escribo, pero más lento de lo que quisiera. Una mala racha de pérdidas familiares de la que me cuesta salir. En la siguiente vuelvo a recuperar a los romanos, que me han dicho que me echan de menos.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como hay o quieren publicar?

PN: Muy complicado. Pero no por la cantidad de autores y autoras, siempre los hubo, y ojalá seamos cada vez más porque significará que nuestros niños leen. Sin ello no se llega a escribir.

Os cuento una experiencia personal. Como ya os dije, lo primero que escribí fue Las hijas del César, la envié al Premio Planeta, sin lema y sin seudónimo, y me metieron en la final. Entre más de quinientos manuscritos llegados de todo el mundo. Por eso digo que nada es imposible, que nadie deje de intentar publicar. El talento acaba encontrando una puerta o una ventana, pero las encuentra.

Lo difícil está en la situación actual. Nos estábamos recuperando de la anterior crisis y ahora esta locura. Si nos afecta a todos, las editoriales también lo sufre, los libreros, los distribuidores, imprentas… Toda la cadena editorial y comercial del libro sufre una segunda crisis, esta todavía más inesperada y cruel, pero seguro, SEGURO, que salimos de ella. Ánimo.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para futuras novelas?

PN: Sí lo está siendo. Mi familia y entorno, me imagino como las de todos vosotros, amigos y compañeros han sufrido no sólo la crisis económica, sino la sanitaria, con enfermos, y por desgracia, bajas.

En mi caso, he de refugiarme en las historias que ya tenía diseñadas. Poco me queda del momento actual que realmente pueda tildar de positivo, pero sí, lo más importante para mí a nivel literario. Ese contacto con las lectoras y lectores es lo más bonito que me ha pasado desde que publico, y en este nuevo mundo pos-covid, vuestros mensajes, vuestro apoyo se agradece más que nunca. Gracias, y por supuesto contad también conmigo.

@PabloNunezGlez