Saltar al contenido
Cómo Sentirte Bien

Martín Casariego. Entrevista con el autor de Yo fumo para olvidar que tú bebes

23 enero, 2021

Fotografía: Web de Martín Casariego

Martín Casariego, escritor madrileño además de guionista (El secreto de Puente Viejo) y articulista en diversos medios de comunicación, presentó el año pasado su novela de género negro Yo fumo para olvidar que tú bebes, que publica Siruela. Pero lleva ya una larga trayectoria de más de 30 títulos, 8 de ellos para el público infantil. Me ha concedido esta entrevista que le agradezco mucho. Por su amabilidad y su tiempo, que también comparte con la política.

MARTÍN CASARIEGO — ENTREVISTA

  • ACTUALIDAD LITERATURA: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

MARTÍN CASARIEGO: Imposible acordarme del primer libro que leí. Hay una foto que me hace gracia en la que estoy muy pequeño, con mirada muy concentrada y en las manos un libro de Tintín al revés. Así que podría ser uno de los libros de Tintín, que me han acompañado durante toda la vida. La primera historia que escribí fue sin duda una redacción en el colegio.

  • AL: ¿Cuál fue ese libro que te impactó y por qué?

MC: De los primeros que me impactó, más allá de entretenerme, fue Orzowei, de Alberto Manzi, con trece o catorce años, creo. ¿Por qué? Porque, siendo de aventuras, tenía una hondura de la que carecían otros, y estaba muy bien escrito. Contribuyó con Tarzán a hacerme soñar con África. Por curiosidad, lo volví a leer con veintipico, y de nuevo me gustó mucho; y diez años después, lo mismo.

  • AL: ¿Y ese escritor favorito? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas.

MC: No tengo un solo escritor favorito, hay muchos, todos aquellos que hayan escrito alguna novela que me haya impresionado, Graham Green, Kafka, Tolstoi, Clarín, Delibes, Albert Camus, Bioy Casares, James M. Cain, Carson McCullers, etc., etc.  Y sin duda, Cervantes.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

MC: En su momento me gustaba mucho La Maga, de Rayuela, pero mi entusiasmo se ha ido enfriando con los años. Me gusta mucho Alejandra Vidal, de Sobre héroes y tumbas, pero preferiría tenerla bien lejos. En cambio, sí me gustaría conocer a Anna Karenina. ¿Y crearlas? A ellas y a muchas más, claro.

  • AL: ¿Alguna manía a la hora de escribir o leer?

MC: Creo que no. Bueno, cuanto más silencio alrededor y menos interrupciones, mejor.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

MC: El sitio me da un poco igual, me he tenido que ir adaptando, hasta puedo escribir en un café… Pero lo ideal, en el campo, a solas.

  • AL: ¿Qué nos encontramos en tu novelaYo fumo para olvidar que tú bebes?

MC: Una pareja protagonista que me gusta mucho, Max y Elsa, un villano que también me gusta, aunque no para tenerle cerca, García, una historia de amor, acción, algo de intriga, diálogos rápidos, con humor e ironía, referencias culturales, un San Sebastián envenenado por ETA y un Madrid saliendo de la Movida

  • AL: ¿Más géneros literarios que te interesen?

MC: No soy muy de géneros, aunque sí hubo una época en la que leí mucha novela negra y policiaca (y de ahí sale la serie de Max Lomas). Creo que las buenas novelas están por encima de los géneros.

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

MC: Ahora estoy corrigiendo Mi precio es ninguno, la continuación de Yo fumo para olvidar que tú bebes y que Siruela sacará en  la próxima primavera. En realidad la publiqué primero, en 1996, pero cronológicamente va antes Yo fumo…, y he creído que necesitaba una revisión.

En cuanto a lecturas, lo último ha sido Un tío con una bolsa en la cabeza, de Alexis Ravelo, que me ha gustado mucho, y tengo un par de libros en la mesilla, esperándome, Viaje al Congo, de Gide, y Reencuentro y Un alma valerosa, de Fred Uhlman.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como hay o quieren publicar?

MC: Siempre ha sido difícil publicar, ahora y antes. Se escribe mucho, y aunque también se publica mucho, es sólo una pequeña parte de lo que reciben las editoriales. En cualquier caso, si a alguien le gusta escribir de verdad y quiere publicar, debe ser perseverante, no dejarse vencer, confiar en sí mismo… lo que no siempre es fácil.

  • AL: ¿Qué te está suponiendo el momento de crisis que vivimos desde el punto de vista creativo? ¿Podrás quedarte con algo positivo o que te sirva para futuras novelas?

MC: Todo lo que uno vive, lo bueno y lo malo, sirve para escribir. De hecho, uno escribe a partir de sus lecturas y de sus experiencias. A veces esa relación es más inmediata, pero normalmente hay que dejar reposar las cosas un poco. Ahora mismo, por ejemplo, no me apetecería leer nada sobre la pandemia, ni escribirlo. Pero, con más distancia, ya se verá.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies