Saltar al contenido
Cómo Sentirte Bien

Las tinieblas y el alba

28 mayo, 2021
Frase de Ken Follett.

Frase de Ken Follett.

Las tinieblas y el alba (2020) es una precuela de la aclamada trilogía de novelas históricas Los pilares de la Tierra, creada por Ken Follet. Se trata de una saga iniciada en 1989 por el autor galés con el lanzamiento de The Pillars of Earth (título en inglés). Más adelante, se produjo la publicación de El mundo sin fin (2007) y Una columna de fuego (2017).

Los dos primeros libros de la serie más Las tinieblas y el alba tienen lugar en Kingsbridge, un pueblo ficticio de Inglaterra. La primera entrega está ambientada en el siglo XII, la segunda en el siglo VIV y la precuela en el año 997. Por otra parte, Una columna de fuego se centra en las contiendas religiosas que conmocionaron Europa durante el siglo XVI.

Sobre el autor, Ken Follet

Kenneth Martin Follet nació en Cardiff, Gales, Reino Unido; el 5 de junio de 1949. Durante su infancia desarrolló una gran afición por la lectura debido a que sus padres, cristianos practicantes, le prohibieron ver televisión e ir al cine. Él y su familia se mudaron a Londres cuando tenía diez años. Allí se inscribió en la University College of London en 1967 para estudiar filosofía.

Tras su graduación en 1970, hizo un curso de periodismo y comenzó a trabajar para el South Wales Echo de su ciudad natal. A principios de 1974 pasó al Evening Standard en Londres, sin embargo, eventualmente se sintió insatisfecho con el oficio reporteril. Por ello, Follet incursionó en el mundo editorial en Everest Books y comenzó a escribir sus primeros relatos a finales de los años 70.

Matrimonios y actividad política

En 1968, Follet se casó con Mary, una compañera universitaria en Londres con quien convivió durante menos de una década. Luego, en 1984 contrajo nupcias con Barbara Hubbard (apellido de soltera), integrante del Partido Laborista, organización con la cual Follet ha estado vinculado desde 1970.

Inicios de su trayectoria literaria

Durante la década de 1970, Follet publicó nueve libros bajo los seudónimos de Simon Myles, Martin Martinsen, Bernard L Ross y Zachary Stone. En 1978, La isla de las tormentas —signada con su nombre real— fue el punto de despegue de su carrera internacional. Once años después, se produjo el lanzamiento del libro que lo convirtió en un superventas mundial: Los pilares de la Tierra.

Una estrella del mercado editorial

Aparte de las novelas históricas, Follet se ha destacado por sus narraciones de suspenso. Dentro de este último subgénero, La clave está en Rebeca (1982), Las alas del águila (1983), El valle de los Leones (1986) y El tercer gemelo (1997), son algunos de sus libros más notorios. De hecho, todos ellos tienen adaptaciones al cine y la televisión, así como Alto riesgo (2001) y En el blanco (2004).

El estilo de las novelas históricas de Ken Follet

Las novelas históricas del literato británico tienen características de meta-ficción o de ficción histórica, pues incorporan protagonistas sacados de su imaginación. No obstante, la mayoría de los críticos literarios han elogiado la fidelidad de Follet a los acontecimientos verídicos (narrados por los personajes ficticios). Asimismo, suelen contar con descripciones sumamente detalladas y ser bastante extensos.

A pesar del enorme número de páginas (también presentes en Las tinieblas y el alba) las narraciones de Follet generan mucho enganche en los lectores. Estos rasgos de estilo pueden observarse en las dos trilogías más renombradas del escritor cardifiano: Los pilares de la Tierra y El siglo.

Trilogía de El Siglo

Esta trilogía con cifras superventas gira en torno a los hechos más relevantes del siglo XX. La serie inicia con los sucesos relativos a la Gran Guerra y el decreto de Ley Seca en Estados Unidos (La caída de los gigantes, 2010). Seguidamente, El invierno del mundo (2012), se centra en la II Guerra Mundial mientras que El umbral de la eternidad (2014) abarca casi toda la Guerra Fría.

Argumento y personajes de Las tinieblas y el alba

La acción de The Evening and The Morning discurre en tres días del año 997, en plena Edad Oscura en Britania. En aquel momento, ese territorio fue constantemente asediado por las invasiones marítimas de los Vikingos y los ataques terrestres de los galeses.

La trama presenta tres personajes principales: un monje, una chica normanda recién llegada a Inglaterra junto a su marido y un constructor de barcos. Ellos coinciden en Kingsbridge, en donde deben enfrentarse a un obispo codicioso cuyo único objetivo es incrementar su poder.

Los personajes de Las tinieblas y el alba, según Ken Follet

Ragna

El autor ha dicho en diversas entrevistas que Ragna es su personaje favorito. Ella es una hermosa e inteligente princesa normanda de temperamento fuerte, casada con un hombre sin sangre noble. Al no contar con el consentimiento de sus padres, la joven decide irse con su marido a Inglaterra. Pero, cuando llegan allí descubre que las cosas no son como se las había imaginado.

Edgar

Él es un talentoso inglés fabricante de barcos, enamorado de Ragna. Mas, como ella es una mujer casada, se trata de una atracción, ciertamente, irracional. A pesar de su amor no correspondido, Edgar no busca consuelo en otra mujer y persiste en esperar su oportunidad con la princesa.

Aldred

Es un monje con una misión bastante ambiciosa: convertir a su abadía en un centro de enseñanza admirado en toda Europa. Por esta razón, su proyecto de vida gira en torno a construir la sede de su soñada escuela con su respectiva biblioteca e imprenta.

El Obispo Wystan

Follet lo describe como “uno de los villanos más depravados que he creado… Lo vas a odiar tanto que vas a desearle el peor final posible”. En concordancia, es un hombre desleal, alevoso, codicioso, egoísta y desprovisto de cualquier señal de misericordia. Por ende, el único propósito de Wystan es aumentar su poder y el de su familia sin importar a quien se lleva por delante, a cualquier costo.

Las opiniones en torno a la obra

Al igual que en casi todas las novelas históricas de Follet, los críticos y el público  aplauden —de manera casi unánime— el poder de enganche del libro. Adicionalmente, es evidente la impresionante documentación obtenida por el autor debido al detalle de las descripciones del entramado político y de las costumbres de entonces.

Las pocas voces adversas se quejan de una narración misógina, cargada (supuestamente) de segmentos de tortura que no son indispensables para el desenlace. En contraparte, otras reseñas explican que, precisamente, esos pasajes tan crudos y sangrientos son los más representativos del momento en el cual está ambientado el texto. Fue una época muy dura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies