29 septiembre, 2022

Las razones por las que es mejor quitarse los zapatos antes de entrar en casa

Las razones por las que es mejor quitarse los zapatos antes de entrar en casa

La costumbre de quitarse los zapatos antes de entrar en casa, una práctica muy habitual en Japón y casi una norma en la mayoría de los países asiáticos, ha ido cobrando fuerza también en nuestros hogares en los dos últimos años como una medida para evitar el contagio de coronavirus.

Ahora, más allá de esta opción, muchas personas pueden plantearse si es bueno convertir esta práctica en algo usual y habitual. ¿Pueden los zapatos causar problemas? ¿Realmente están llenos de gérmenes? Si es así, ¿qué bacterias son las que más se encuentran en los zapatos?

El beneficio más claro de no entrar en casa con zapatos de la calle es que evitaremos que las bacterias, los productos químicos y otras sustancias nocivas que puedan contener se arrastren por todas las habitaciones por donde pasemos. En 2015, un estudio publicado en la revista médica Microbiome ya confirmó lo que parece obvio: “los zapatos incluyen microbios que se depositan en el suelo”.

Esto, por tanto, puede traducirse en menos tiempo para limpiar, sobre todo si hay alfombras, que se convierten en auténticos hogares de numerosas partículas que llevamos en la suela y que, además, cuestan más de desinfectar.

Pero hay más razones por las que dejar los zapatos en la entrada:

Pese a todas estas cifras, los expertos reconocen también que la carga bacteriana que puede llevar un zapato es poco probable que llegue a enfermarnos porque, para ello, necesitaríamos el contacto con miles de microbios. Además, no todos los gérmenes son patógenos.

El simple hecho de transportarlos a casa no significa un riesgo para la salud; depende del patógeno, de la persona y del hogar en cuestión. Si bien algunas de estas bacterias pueden ser dañinas en determinadas circunstancias, se mezclan con otras que son beneficiosas al fortalecer nuestra inmunidad. El mayor riesgo está, por ejemplo, en el caso de que haya niños que gatean, que sí están en contacto estrecho con la suciedad.

Además de las razones higiénicas por las que es mejor no entrar en casa con zapatos, también hay motivos de salud que nos empujan a hacerlo. Como ya explicábamos en este artículo, para andar por casa es aconsejable mantener un equilibrio entre ir descalzos y calzados.

En él, Javier Pascual Huerta, podólogo, Doctor por la Universidad Complutense de Madrid y director de la Revista Española de Podología, ya reconocía que ir descalzos es beneficioso porque nos aporta flexibilidad y fuerza en los músculos y ligamentos del pie.

Además, nos aporta mayor equilibrio y circulación. Pero, como advierte Pascual, es importante no hacerlo durante mucho tiempo seguido. De no ser así, y sobre todo en suelos duros, ir descalzos durante mucho tiempo puede aumentar el riesgo de alteraciones en el pie como dolor en el talón, en el metatarso y lesiones en los tendones.

Lo mejor para andar por casa es usar zapatos o zapatillas cómodas, que nos sujeten bien el pie para evitar lesiones y accidentes. De esta manera, también se mantendrán en forma.

Marta Chavarrías
Ir a la fuente
Creative Commons License
Este artículo se publica bajo licencia CC-BY-SA   Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies