Garnacha: te proponemos 20 vinos de siete denominaciones de origen históricas

Hace más de una década que el gurú del vino Robert Parker catapultó varias añadas aragonesas de garnacha a su top ten de más de 90 puntos. Por un lado, reconocía el mérito de las bodegas que habían convertido una uva casi imbebible por su alta graduación, de 19º o más, en un vino de calidad que acariciaba el paladar de los norteamericanos, los primeros en valorar su potencia golosa con un puntito picante.

Por otro lado, Parker convenció a muchas otras bodegas de esforzarse por recuperar esta uva autóctona del Valle del Ebro y esmerarse por entrar en su lista de recomendables. El estímulo era motivador, ya que ser valorado por Parker podía multiplicar las cifras de exportación e incluso las ventas en España, donde todas las Denominaciones de Origen (DO) encuentran, ancestralmente, una seria competencia en las archiconocidas Rioja y Ribera del Duero y su uva tempranillo.

¿Qué es la garnacha?

La garnacha es una uva ibérica, predominante en el Valle del Ebro, que durante demasiado tiempo cayó en el olvido por las dificultades de su vinificación. Sin embargo, todo su potencial de aroma y sabor estaba ahí, en sus cepas viejas y sus uvas oscuras, con toques de frutos rojos, herbáceos y balsámicos y un puntito picante que la convierten en el compañero de mesa perfecto para carnes rojas y recetas o guisos de sabores intensos y contundentes, así como para tomarla relajadamente como si se tratara de un licor.

La carrera por elaborar verdaderas exquisiteces con esa uva llevó a crear el Concurso de Grenaches du Monde. Desde 2012, se celebra cada año de forma itinerante y, en su 7ª edición de 2019 en Perpignan, los vinos españoles se llevaron 141 galardones, el 52% del total de 272. De las 85 propuestas españolas con medalla de oro, encabezan el Palmarés 29 garnachas aragonesas de distintas Denominaciones de Origen (DO), como Somontano o Vinos de la Tierra de Aragón. El puesto 30 lo ocupó la Garnacha de Arrayán 2016, de DO Castilla y León (a la venta en Carrefour) y, a partir de ahí, se imponen las DO catalanas, destacando Sónols Garnatxa y 1931 Espolla, de la DO Empordà.

El país de la garnacha: las siete DO históricas y nuestras recomendaciones

Aquí te acercamos nuestras recomendaciones más accesibles de las siete DO más premiadas en concursos internacionales, como el prestigioso Grenaches du monde.

1. Campo de Borja

Es la Denominación que tiró del carro, lo cual se nota en la calidad de sus garnachas.

  • Tres Picos, de Borsao, es intachable.
  • No le va a la zaga el Prados Selección Garnacha, de Pagos del Moncayo.
  • Le otorgamos mención especial al Palmeri Navalta, de los hermanos de Palmeri Sicilia, en Zaragoza: exquisito.

Puedes visitar estas tres y más bodegas de la DO en la Ruta de la Garnacha.

2. Calatayud

Si vas a Calatayud, pregunta por los Viñedos Extremos que, gracias a su altitud, dan vinos de altura. Destacamos:

  • La gama de Las Pizarras, de Bodegas y Viñedos del Jalón.
  • Langa Classic, de Bodegas Langa.
  • Atteca con 10 meses de crianza, hermano mayor del Honoro Vera, que fue escogido para maridar la cena de los Oscar en 2013.

3. Somontano

Los vinos de esta DO son muy fáciles de beber gracias a la variedad de terruños y de varietales, pero tienen también sus grandes garnachas, como la blanca y la tinta. Destacamos:

  • Secastilla, de Bodegas Viñas del Vero.
  • Mascún Garnacha Blanca 2018, de Bodegas Osca.

4. Cariñena

Tenía fama de hacer vinos masticables, pero sus enólogos han hecho milagros dando lugar a exquisiteces reconocidísimas. Destacamos:

  • La gama Beso de Vino, de Grandes Vinos.
  • Esteban Martín, rosado y joven, de Bodegas Esteban Martín.
  • Gala Placidia, de Bodegas San Valero.

5. DOQ Priorat

Fueron los primeros en recuperar la garnacha hace ya treinta años, aunque suele haber pocos vinos que sean monovarietales porque la superficie de producción no es tan amplia y porque el sustrato de pizarra de la viña, la licorella, da vinos muy concentrados que piden un coupage con otras variedades.

  • Del Proyecto Garnachas de Raúl Acha, que va recuperando viñedos viejos para la bodega Vintae, destaca la Garnatxa Fosca, con el idiosincrático sabor de los suelos de pizarra licorella.
  • Apostamos asimismo por el Destí sols garnatxa, de Pere Ventura i familia.
  • También por el crianza La Fredat, de Casa Gran de Siurana.

6. Montsant

Se circunscribe en la misma comarca, el Priorat, que la DOQ Priorat, pero a diferencia de esta, se caracteriza por terrenos planos y calcáreos que permiten unas garnachas también potentes pero más fluidas.

  • Un tinto muy fácil de encontrar sería el Pispa.
  • Bancal del Bosc y Furbus, ambos de Vinyes Domènech, propiedad del presidente de las Garnachas de Cataluña.
  • En garnachas blancas, tenemos Bruberry Blanc (2016 y 2017) y Trossos Sants Blanc.

7. DO Terra Alta

Una DO galardonadísima en la que ponemos la mano en el fuego por:

  • Las garnachas blancas de La Finca Edetària, en especial La Terrenal 2016
  • La Picossa, de Roqueta Origen.
  • Así como por la garnacha peluda de Il.lusió 2018, del Celler Xavier Clua
  • La Pilosa, de Herència Altés.

Finalmente, sí, sabemos que hay grandes garnachas en Madrid, Rioja, Navarra, Murcia, etc., ¡pero las reservamos para próximos artículos!

Ir a la fuente
Author:
Creative Commons License
Este artículo se publica bajo licencia CC-BY-SA   Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.