Esteban Navarro. Entrevista al autor de novela policíaca

Fotografía: web de Esteban Navarro.

Esteban Navarro (Moratalla, 1965) es un muy prolífico escritor de novelas policiacas que, un día, decidió autopublicarse después de haberlo hecho con varias editoriales. Me ha concedido esta entrevista donde nos habla de todo un poco. Desde su obra, sus escritores y libros favoritos y cómo ve el panorama actual. Le agradezco mucho su amabilidad y tiempo para atenderme.

Esteban Navarro

Policía nacional durante muchos años, dejó la profesión y se dedicó de lleno a la escritura. Empezó a publicar en 2008 y trabajó con varias editoriales como Random House, Playa de Ákaba, o Doce Robles. Pero es de esos casos no habituales que decidió apostar por sí mismo y tener el control de su producción pasándose a la autoedición.

Entre sus títulos de género policíaco —para algo conoce el paño— están Un año de prácticas, El altruista, Penumbra o Una historia de policías.

Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

ESTEBAN NAVARRO: El primer libro que leí fue La fuga de Logan. Me lo compró mi madre en el Círculo de lectores, cuando yo tenía entre ocho y nueve años. Había leído antes, pero creo que ese fue el primer libro que leí entero.

Mi primera historia, que no conservo, pretendía ser un cómic, ya que hice un intento de dibujarla mientras la escribía. Recuerdo que se titulaba Her Lomo, y trataba sobre un ladrón de guante blanco que robaba en las cajas fuertes de los ricos por puro divertimento.

  • AL: ¿Cuál fue ese libro que te impactó y por qué?

EN: Me impactó Pregúntale a Alicia. Es un libro escrito según el diario de una adolescente que murió de sobredosis y sus padres, una vez lo rescataron, quisieron que se hiciese pública su experiencia. Lo leí con doce años y por eso quizá me impresionó.

  • AL: Eres un autor muy prolífico. ¿Qué punto o característica común tienen todas tus novelas?

EN: El primer lector de mis novelas soy yo mismo, por lo tanto, están escritas para entretenerme a mí. Escribo esas historias que me gustaría leer.

  • AL: ¿Un escritor o escritores favoritos? Puedes escoger de todas las épocas.

EN: Georges Simenon, sin dudarlo. Y Oscar Wilde, por El retrato de Dorian Gray, a la que considero una obra cumbre de la literatura universal.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

EN: A Ellery Queen. En su momento me pareció un personaje muy curioso.

  • AL: ¿Alguna manía a la hora de escribir o leer?

EN: Nunca empiezo una novela hasta que no tengo el título, soy incapaz de escribir en un documento con el nombre «Sin título». Y para leer no tengo ninguna: leo sentado en una butaca, en una mesa, en una silla, en el campo, en la playa y hasta en casa de la suegra, si hace falta. Leo en papel, móvil, Kindle, iPad o cualquier cosa donde se pueda leer.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

EN: Por lo general, suelo hacerlo en mi diminuto despacho de mi diminuto piso, donde tengo una butaca y una lámpara, al lado de la mesa donde escribo mis novelas.

  • AL: ¿Más géneros literarios que te gusten?

EN: Leo de todo, pero tengo una especial predilección por la ciencia ficción.

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

EN: Ahora mismo estoy leyendo Relato soñado, de Arthur Schnitzler. Y me hallo inmerso en mi próxima novela, que tengo previsto publicar en noviembre de este año.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como hay o quieren publicar?

EN: Yo me autopublico, con eso te lo digo todo. Las editoriales solo buscan autores y autoras conocidos previamente, independientemente de que sus obras sean buenas o no. La novela, en este caso, es lo menos importante.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para futuras novelas?

EN: Por el momento no me ha dado por escribir sobre lo que estamos viviendo, pero es seguro que en todo lo que se escriba a partir de ahora habrá algún reflejo, aunque sea leve, de esta crisis.