¿El yogur de vainilla posee el secreto de la felicidad?

Wikipedia

Las personas sometidas a un experimento mostraron más placer al consumir yogur de este sabor en particular y no de otros.

Existen algunos alimentos que  generan un efecto placentero en nosotros. Ya sea por su composición o por el efecto en nuestros quimio-receptores, podemos experimentar una sensación de bienestar. Pero, ¿y si hay un sabor o comida que tenga la receta para la felicidad? Un reciente estudio llevado a cabo por científicos de Austria, Finlandia y Holanda revelaron que el consumo de yogur de vainilla hacía a la gente feliz.

La pregunta de lleno que se hizo tras el estudio es, ¿por qué la vainilla? Una de las respuestas que entrega BBC es que, por antonomasia, la vainilla es placentera. De hecho, se probó que el olor a esta flor puede calmar a los pacientes hospitalizados en recintos de salud. 

Pero no nos engañemos. No es tan así. La razón más lógica es que, más que la vainilla en sí misma, lo placentero del experimento es que a las personas participantes no se les informó sobre lo que iban a comer. Sólo vieron un compuesto blanco que pensaron que era yogur sin sabor. La clave del placer estuvo al constatar por medio de la prueba que era yogur de vainilla.

El efecto sorpresa, más que el sabor, fue lo principal. Algo similar a lo que ocurre con la música. Los expertos afirman que lo que nos gusta no son los sonidos propiamente tal, sino las expectativas que tenemos de esta. De hecho, según esgrime el estudio, en contextos de pareja cuando nos vamos de “segunda luna de miel”, pareciera que la complicidad y los lazos se reafirman al cambiar las “expectativas” de la relación gracias a la nueva experiencia que se sale de lo cotidiano, de lo normal.

 Pareciera ser, en conclusión, que la dulzura inesperada es el factor más relevante. Sin embargo, la experiencia no fué la misma con yogures de otros sabores; fué solo particularmente el de vainilla. 

Alex ZuritaAlex Zurita
betazeta.com