El vino de la semana: Marqués de Atrio Reserva

Aunque por aquí nos encanta descubrir cosas nuevas, pequeñas bodegas y regiones vinícolas poco conocidas, hay días en los que apetece volver a los clásicos. Vinos que no pretenden inventar nada ni quieren sorprender a nadie, porque ofrecen justo lo que se espera de ellos. En este caso, un buen tinto de Rioja con una relación calidad-precio difícil de igualar.

Elaborado en Mendavia (Navarra), dentro de la parte más norte y oriental de la DOCa Rioja, aquí manda la Tempranillo con un toque de Graciano que la bodega ha incorporado en las últimas añadas de este crianza, y que aporta algo de acidez y juventud a un reserva que tampoco pretende dejar de ser clásico.

Tras un par de años en barrica, pasa a botella donde espera al menos otro año antes de salir al mercado. Un tinto, vaya, de esos que se vende estupendamente, siempre anima una comida y perfecto para llevar a donde sea y no asustar a nadie con descubrimientos raros.

Variedades: Tempranillo y Graciano

Zona: DOCa Rioja

Para hacerte el listo: los aromas clásicos de un reserva (ahumados, ciruela…) aquí están muy claros

Precio: 10 euros

Ir a la fuente
Autor: Iker Morán

Creative Commons License
Este artículo se publica bajo licencia CC-BY-SA   Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.