El latido de la tierra

Luz Gabás.

Luz Gabás.

El latido de la tierra es la cuarta novela publicada de la escritora, filóloga y política española, Luz Gabás. A diferencia de sus lanzamientos anteriores, este título no es una novela histórica, en realidad tiene una trama de misterio y suspense, pues el hilo narrativo se centra en la investigación de un crimen mientras se rememoran algunos acontecimientos claves en el pasado de los personajes.

La acción se desenvuelve en una mansión familiar alejada de cualquier centro urbano. Allí, Alira, la protagonista, lidia con enormes dificultades para mantener la propiedad de la cual es heredera. Para empeorar la situación, aparece el cadáver de uno de sus huéspedes en la bodega y las suspicacias están a la orden del día.

Sobre la autora

María Luz Gabás Ariño (1968) nació en Monzón (Huesca), España. Se recibió de filóloga del inglés en la Universidad de Zaragoza. En esa casa de estudios fue docente titular. A pesar de sus obligaciones magisteriales, la intelectual oscense también ha trabajado como investigadora, traductora y autora de artículos de literatura y lingüística.

Asimismo, Gabás tiene en su haber un buen número de participaciones en proyectos relacionados con cultura, teatro y producciones audiovisuales (cine, principalmente). Adicionalmente, fue alcaldesa de Benasque entre los años 2011 y 2015. Hasta la fecha, la escritora española ha publicado cuatro novelas muy exitosas en cuanto a números editoriales y críticas especializadas recibidas.

Las novelas de Luz Gabás

El lanzamiento de su primera novela, Palmeras en la nieve (2012), representó una entrada al mundo literario por todo lo alto. No en vano, existen traducciones al italiano, catalán, neerlandés, polaco y portugués. Además, este título fue llevado al cine (2015) bajo la dirección de Fernando González Molina y obtuvo dos premios Goya (mejor actor, Mario Casas y mejor dirección de arte).

El amor en distintas épocas

En su obra debut, Gabás se basó en las vivencias de su propio padre en Guinea Ecuatorial para abordar distintas cuestiones sobre el pasado colonial más reciente de España. Luego, ambientó su segunda novela —Regreso a tu piel (2014)— en los Pirineos aragoneses del siglo XVI. Se trata de una historia muy romántica en medio de una era de persecuciones implacables contra las brujas.

Evidentemente, los personajes de Gabás son movidos por el sentimiento que origina las motivaciones más profundas. Y sí, este no es otro más que el amor. Este aspecto es igualmente palpable en Como fuego en el hielo (2017), cuya historia se sitúa a mediados del siglo XIX, en las montañas que conforman la frontera entre Francia y España. Finalmente, en El latido de la tierra los acontecimientos tienen lugar en tiempos contemporáneos.

Análisis de El latido de la tierra

El latido de la tierra.

El latido de la tierra.

Puedes comprar el libro aquí: El latido de la tierra

Contexto

Entre las décadas de 1960 y 1980, España sufrió una transformación importante dentro de sus asentamientos rurales. Específicamente, durante ese período ocurrieron muchas expropiaciones en localidades como Fraguas (Guadalajara), Jánovas (Huesca) o Riaño (León), entre otras. En consecuencia, más de un millar de historias familiares se esfumaron para siempre, condenadas al olvido.

Por ende, la nostalgia y el apego al terruño son sentimientos muy palpables en todo el texto, aunque con un mensaje positivo. Es decir, pese a ser una historia de personas, la escritora oscense siempre otorgó una relevancia crucial al lugar. Con tal motivo, se inventó un pueblo —Aquilare— en donde se evocan muchas de las situaciones vividas en las localidades mencionadas en el párrafo anterior.

Argumento

Alira es la heredera de una finca que ha pertenecido a su familia por varias generaciones. Pero el entorno en donde vive se está despoblando día a día; una situación de abandono agravada por la política de repoblación forestal. De igual forma, la cruda realidad económica ocasiona unos gastos de mantenimiento de la propiedad cada vez más difíciles de solventar.

Por esta razón, la protagonista debe decidir si sostiene una posición inseparable a sus orígenes o cambia su estilo de vida para adaptarse a la modernidad. Esta diatriba, genera un claro enfrentamiento entre individuo y sociedad, así como un montón de dudas en Alira. Entonces, cuando aparece un cuerpo de una persona asesinada en la bodega de su casa, la situación se vuelve bastante tensa.

Género literario y temas

Luz Gabás siempre ha sabido renovarse en cada uno de los lanzamientos posteriores a Palmeras en la nieve. Por supuesto, el éxito de su primer libro significó un impulso y una notoriedad que ella supo aprovechar. Ni hablar de la alabada película resultante de la historia. Sin embargo, la autora siempre había permanecido dentro del género de la novela histórica (o de la ficción histórica).

Este no es el caso de El latido de la tierra, pues su trama de novela negra se inspira en la actualidad de algunos enclaves rurales de España. Si bien el amor continúa siendo el móvil cardinal para sus protagonistas, las suspicacias están a flor de piel. No es para menos, todos los integrantes de esta historia son sospechosos de un asesinato y tienen algunos asuntos pendientes entre ellos.

La novela más romántica de Luz Gabás

Frase de Luz Gabás.

Frase de Luz Gabás.

La autora declaró en una entrevista al canal Antena 3 Noticias (2019) que debe ser “la novela más romántica de las cuatro que he escrito”. Del mismo modo, Gabás puntualizó en su decisión de elegir al género policiaco para desarrollar su historia en medio de un contexto rural. En donde el abandono es la consecuencia ineludible de las comodidades proporcionadas por la modernidad.

Al respecto, Gabás explica: “yo quería hablar sobre el paso del tiempo y cómo recuperamos el pasado y nos aferramos a algo que desaparece y no volverá a nivel simbólico”. En complemento, la escritora aragonesa explicó para el portal 20 Minutos (2019) que “no sé cómo metería amor en una novela política”.

Una lectura recomendada

El latido de la tierra es una novela muy entretenida, apasionante y capaz de mantener la expectativa del lector hasta el final. De igual forma, es una lectura bastante reflexiva, incluso, podría considerarse de índole espiritual. Porque aborda con mucha naturalidad cuestiones como el valor de la amistad, la lealtad y los caminos de cada quien en medio de una sociedad cambiante.