La dieta para el tratamiento de sarcopenia: las proteínas no son el único nutriente importante

La dieta para el tratamiento de sarcopenia: las proteínas no son el único nutriente importante

La sarcopenia es la pérdida de masa muscular que puede ocasionar diferentes efectos negativos en nuestra salud y calidad de vida. Tal es así que se recomienda enfrentar la misma con ejercicio físico que nos ayude a restablecer gradualmente la cantidad de músculo y también, con una alimentación adecuada. Te contamos en qué consiste la dieta para el tratamiento de sarcopenia recordando que las proteínas no son el único nutriente importante.

Los nutrientes para enfrentar la sarcopenia

Las proteínas siempre se han considerado el nutriente clave para revertir poco a poco la pérdida de músculo, y es que tienen un efecto anabólico en nuestro cuerpo y son imprescindibles para construir nuevas estructuras como en este caso son las fibras musculares.

Sin embargo, un estudio recientemente publicado en la revista Nutrients señala que la alimentación puede ser clave junto al ejercicio para el tratamiento de la sarcopenia y no sólo incluye a las proteínas como nutrientes a considerar.

Las proteínas deben ser de buena calidad ya que se necesitan de aminoácidos esenciales para la construcción de nuevas proteínas que forman parte del músculo. Pero también, micronutrientes como la vitamina D pueden tener un rol importante, en este caso es sobre todo útil en quienes poseen bajos niveles de vitamina D en el organismo.

La creatina que se puede obtener de alimentos o suplementos, también podría tener un rol importante al incentivar la producción de factores de crecimiento y así, facilitar el anabolismo. Algo similar sucede con los ácidos grasos poliinsaturados derivados del pescado, es decir, con el omega 3 que podría incentivar la síntesis de proteínas musculares.

Por último, el ácido ursólico presente en la piel de manzana, ciruelas o arándanos así como en algunas hierbas como orégano o tomillo podría ser de ayuda para estimular el anabolismo al igual que el cuidado de la flora intestinal, por lo cual se aconseja el consumo de prebióticos y probióticos, mediante alimentos ricos en fibra como son cereales integrales, legumbres, frutas, verduras o bien, con alimentos fermentados, yogures o preparaciones que los contengan.

Por supuesto, la dieta debe estar adecuadamente acompañada de ejercicio físico, ya que sin movimiento no hay músculo que se recupere y por lo tanto, su practica resulta fundamental para prevenir y tratar la sarcopenia.

En Vitónica | Las dietas yo-yo: perdemos músculo y grasa, pero sólo recuperamos grasa

En Vitónica | Si quieres que tus músculos crezcan, has descansos más largos entre series en tu entrenamiento

Imagen | Unsplash

También te recomendamos


Ejercicio físico y masa muscular en la tercera edad: los beneficios para la salud que pueden obtener los adultos mayores


Ser vegano y ganar masa muscular es posible: estas son las mejores fuentes de proteínas vegetales y 11 recetas veganas para sumar a tu dieta


Así puede ayudarte tu dieta a prevenir la osteoporosis


La noticia

La dieta para el tratamiento de sarcopenia: las proteínas no son el único nutriente importante

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Gabriela Gottau

.


Ir a la fuente
Author: Gabriela Gottau

Licencia Creative Commons
Este artículo se publica bajo licencia Creative Commons CC-BY-NC Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.