Cómo colocar las comas correctamente

La coma salva vidas.

La coma salva vidas

Cómo colocar las comas correctamente es fundamental para poder redactar (y leer) escritos de forma adecuada. Sin ellas, la lectura de los textos sería totalmente llana y, por ende, carente de cualquier ritmo o sentido estético que facilite su entendimiento. La regla fija para su utilización es la siguiente: la coma debe escribirse inmediatamente después de una palabra o signo anterior.

Luego, obligatoriamente debe dejarse un espacio entre la coma y la palabra, signo o número que continúa el contenido. Principalmente, las comas son utilizadas para indicar pausas cortas en un escrito. Esos descansos breves en medio de una lectura son menos largos que aquellos indicados por el punto (.).

Algunas cuestiones a tener en cuenta sobre las comas

Una coma tiene “el poder” de cambiar totalmente el sentido de una oración, aun cuando muestre exactamente la misma secuencia de palabras. El ejemplo más frecuente se produce con los adjetivos y la forma en la cual puede convertir un grupo de sujetos en una totalidad. Por ejemplo:

  • Los alumnos, entusiasmados, completaron los ejercicios aeróbicos.
  • Los alumnos entusiasmados completaron los ejercicios aeróbicos.

En la primera línea, todos los alumnos completaron los ejercicios aeróbicos y todos se sentían entusiasmados. En la segunda afirmación, solamente completaron los ejercicios aquellos que estaban entusiasmados. Otro ejemplo clásico es “la coma que salva vidas”, como se observa a continuación:

  • Entren ya a cenar niños.
  • Entren ya a cenar, niños.

Cómo colocar las comas correctamente en un texto

En los dos ejemplos anteriores —evidentemente—, la forma correcta de escribir la sentencia es la segunda. (A menos que se trate de una orden cruel o un pasaje de un cuento de terror). Por este motivo, cuando una persona redacta un texto, debe tener claros los tipos de comas para situarlas en el lugar correspondiente con su intención.

Coma con función vocativa

La coma y el vocativo.

La coma y el vocativo.

Cabe recordar que el vocativo es la manera de señalar o dirigirse a una o varias personas por su nombre o mediante algún término distintivo. Entonces, la coma utilizada de manera apropiada resalta el vocativo de una oración (sin importar el lugar de la secuencia sujeto-verbo-predicado). Por ejemplo:

  • Mario, baja a la estación del metro a las 9 en punto.
  • Bachilleres, todas las fuentes que coloquen deben ir indexadas.
  • Ya es hora de almorzar, Carolina, lávate las manos con agua y jabón.
  • Nilsa, la mujer que ama leer a Neruda.
  • Frida, tanto tiempo, ¡cómo has crecido!
  • Estimada audiencia, ya llegó el cantante, permanezcan en sus asientos.

Uso correcto de la coma enumerativa

La coma enumerativa es aquella empleada para separar cada uno de los integrantes de un grupo de elementos con rasgos o características similares. Este tipo de coma también es útil para hacer secuencias y, usualmente, estas palabras van acompañadas de conjunciones (que no llevan coma antes de ellas). Por ejemplo:

  • La Sra. Carmen vende en su tienda zapatos, sandalias, bolsos, perfumes y productos de higiene personal. (Correcta).
  • La Sra. Carmen vende en su tienda zapatos, sandalias, bolsos, perfumes, y productos de higiene personal. (Incorrecta).
  • El baloncesto, el fútbol y la natación son deportes muy exigentes. (Correcta).
  • El baloncesto, el fútbol, y la natación son deportes muy exigentes. (Incorrecta).
  • Los libros de ese autor son emocionantes, dinámicos y llenos de sorpresas.
  • Me encanta ir al campo porque puedo respirar aire limpio, sentir la hierba, escuchar el canto de las aves y dormir sin los ruidos de la gran ciudad.

Uso correcto de la coma explicativa o incidental

Cuando se utiliza la coma incidental, el enunciado debe ir enmarcado con comas al inicio y al final. Este tipo de coma es utilizada para añadir información adicional —no indispensable, por lo tanto, puede eliminarse sin ningún problema—  sobre la persona o cosa descrita (el sujeto) o la acción (verbo). Aunque, en ningún momento los datos adicionales pueden modificar el sentido de la oración.

Por ejemplo:

  • López, aparte de tremendo atleta, es muy buen bailarín. (Puede escribirse: López es muy buen bailarín).
  • Mariana y Eduardo llegaron, aunque hizo frío, temprano a la oficina. (Puede escribirse: Mariana y Eduardo llegaron temprano a la oficina).
  • Mi teléfono, pese a que no es de última generación, toma fotografías de excelente definición. (Puede escribirse: Mi teléfono toma fotografías de excelente definición).

Uso correcto de la coma elíptica

El uso adecuado de este tipo de coma es como sustitutivo de un verbo y/o de un sustantivo mencionado previamente. Por esta razón, la coma elíptica es empleada como un recurso idóneo para evitar fallas de redundancia y apuntalar el estilo de redacción. Por ejemplo:

  • Marcos cubrió el turno de la mañana y Aureliano, el de la noche. (La coma después de “Aureliano” sustituye el segmento “cubrió el turno”).
  • Roberta compró una cámara; Mario, unos anteojos. (La coma después de “Mario” reemplaza a “compró”).
  • Manuel buscaba tranquilidad; Ignacio, diversión. (La coma después de “Pedro” sustituye a “buscaba”).

Uso correcto de la coma apositiva

Este tipo de coma se utiliza cuando el sujeto es conocido por otro nombre o alias. Dicho seudónimo debe escribirse entre comas. Por ejemplo:

  • Giannis, el fenómeno griego, ganó el premio jugador más valioso de la NBA de 2020.
  • Nubia, la programadora, es muy eficiente para eliminar filtraciones en la red.
  • Antonio Rubiales, el escritor, criticó duramente al presidente del club de lectura.

Uso correcto de la coma conjuntiva

La coma conjuntiva es necesaria cuando en la oración existe una pausa con alguna frase adverbial o conjunciones. La forma adecuada de colocarla es después del enlace presente en la oración. Las expresiones más frecuentes en estos casos son las siguientes:

  • Es decir
  • Por ejemplo
  • O sea
  • En primer lugar

Algunos ejemplos pueden verse a continuación:

  • La semana pasada completé toda la ruta, no obstante, fue muy accidentada.
  • Mañana tocarán las mejores bandas, o sea, vendrá mucha gente.
  • En el baloncesto es necesario practicar, en primer lugar, drible.

Uso correcto de la coma hiperbática

En este caso, la coma debe colocarse después de un suceso o evento. Pues, la coma hiperbática se usa para modificar el orden común de los elementos de una oración (la secuencia, sujeto, verbo y predicado). Igualmente, sirve para reafirmar una acción en medio de unas determinadas circunstancias. Por ejemplo:- En concordancia con los valores de nuestra compañía, José merece el reconocimiento de todos.

  • A pesar de la falta de capital, el proyecto se llevó a cabo exitosamente.
  • Si bien estamos retrasados, debemos mantenernos concentrados en nuestro objetivo.

Otros usos de la coma

Como separador decimal

En las matemáticas, todos los valores decimales se encuentran precedidos por una coma. Por ende, sirve para distinguir los números enteros de los números decimales. Por otra parte, en algunos países el punto es empleado con esta finalidad en lugar de la coma. (Tanto la coma como el punto son válidos para la RAE).

Ejemplos

  • 17.515,5
  • 20.072.003,88

En lenguajes de programación

La coma en la informática es empleada con diversos propósitos. Sin embargo, casi siempre es utilizada para separar valores o para designar los rangos de una o más variables. Del mismo modo, sirve para señalar los elementos de una fórmula o comando.

Por ejemplo:

  • [Encendido (a, b)] (función).
  • [int a, b, suma] (declaración de variables).