Cinco horas con Mario

Miguel Delibes.

Miguel Delibes.

Miguel Delibes es considerado uno de los autores más importantes del siglo XX, debido, entre otras cosas, a su obra maestra: Cinco horas con Mario. Publicada en 1966, esta novela es una fiel exponente del realismo social, una corriente literaria muy importante en España a mediados de la centuria pasada. Por ende, fue un estilo narrativo con un peso cultural enorme durante el régimen de Franco.

A través del diálogo interior de una mujer en crisis —Carmen, su protagonista— Delibes expuso la mayoría de las tensiones políticas y sociales persistentes en España en ese tiempo. No en vano, el diario El Mundo incluyó a Cinco horas con Mario dentro de su lista de “las cien mejores novelas del siglo XX”.

Sobre el autor

Miguel Delibes Setién nació en Valladolid, España, el 17 de octubre de 1920. Fue el tercer retoño del matrimonio entre Adolfo Delibes y María Setién. Su padre fue titular de la cátedra de Derecho en la Escuela de Comercio de Valladolid. Por otra parte, su abuelo materno —Miguel María Setién— fue un conocido jurista integrante del movimiento político carlista.

Estudios y experiencia militar

En 1936 se graduó de bachiller en el Colegio Lourdes de su ciudad natal. Poco después sirvió como voluntario en la marina del ejército sublevado durante la Guerra Civil española (1936-39). Una vez terminada la contienda, retornó a su terruño para recibir formación universitaria; sucesivamente completó estudios en Comercio, Derecho y Artes.

Primeros trabajos

En 1941, el periódico vallisoletano El Norte de Castilla contrató a Delibes como caricaturista. Luego de graduarse como Intendente Mercantil en Bilbao, el joven Miguel se hizo con la cátedra de Derecho mercantil en la Universidad de Valladolid. En abril de 1946 se casó con Ángeles Castro, quien fue su musa en muchos de los futuros trabajos literarios del escritor español.

Trayectoria literaria

Su primer libro representó un debut por todo lo alto: La sombra del ciprés es alargada (1947), ganadora del Premio Nadal. Sin embargo, su segunda novela, Aún es de día (1949), fue sancionada por la censura franquista. Luego de ese percance, comenzó a ser seguido de cerca por los verificadores del régimen cuando impartía temas relacionados con la Guerra Civil.

De todas maneras, con El camino (1950) Delibes alcanzó la consagración en el mundo de las letras y de la expresión literaria de la posguerra española. Aunque, claor, la censura no dejó de hostigarlo, especialmente tras ser nombrado subdirector de El Norte de Castilla. A pesar de esto, el autor vallisoletano no detuvo su ritmo durante los años cincuenta y continuó publicando un promedio de un libro al año.

Resto de novelas de Miguel Delibes

  • Mi idolatrado hijo Sisí (1953).
  • Diario de un cazador (1955). Ganadora del Premio Nacional de Literatura.
  • Diario de un emigrante (1958).
  • La hoja roja (1959). Ganadora del Premio de la Fundación Juan March.
  • Las ratas (1962). Ganadora del Premio de la Crítica.
  • Parábola del náufrago (1969).
  • El príncipe destronado (1973).
  • Las guerras de nuestros antepasados (1975).
  • El disputado voto del señor Cayo (1978).
  • Los santos inocentes (1981).
  • Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso (1983).
  • El tesoro (1985).
  • Madera de héroe (1987). Ganadora del Premio Ciudad de Barcelona.
  • Señora de rojo sobre fondo gris (1991).
  • Diario de un jubilado (1995).
  • El hereje (1998). Ganadora del Premio Nacional de Literatura.

Muerte y legado

Miguel Delibes falleció el 11 de marzo de 2010. A su capilla ardiente acudieron más de 18.000 personas. Dejó una obra muy vasta y rica. Pues —aparte de sus 20 novelas publicadas— completó el lanzamiento de nueve libros de relatos, seis libros de viajes, 10 libros de caza, 20 ensayos e infinidad de artículos periodísticos.

Análisis de Cinco horas con Mario

Cinco horas con Mario.

Cinco horas con Mario.

Puedes comprar el libro aquí: Cinco horas con Mario

Antecedentes

El 1 de abril de 1939 finalizó el conflicto más aciago de la historia reciente en España. La victoria de Franco significó el ascenso de los falangistas al poder bajo el dominio incontestable de “el caudillo”. Adicionalmente, las reformas constitucionales de 1942 y 1947 consumaron la “legalización” del régimen, con la complicidad necesaria de la iglesia católica.

Contexto

La miseria era imperante, no había derecho a crítica ni contrariedad alguna de manera directa. En consecuencia, la narrativa comprometida social se convirtió en una de las pocas ventanas capaces de describir el sufrimiento de gran parte de la población. En este sentido, las incidencias más resaltantes son las siguientes:

  • El sueldo de la mayoría de los trabajadores apenas permitía su supervivencia.
  • Aunque se crearon numerosas pequeñas empresas, éstas generalmente se abastecían del mercado negro (porque no tenían otra opción).
  • El patriotismo justificaba todo. Desde la extracción de petróleo (en yacimientos bituminosos) hasta la censura más absurda en caso de poner en duda “las buenas intenciones” del régimen hacia sus gobernados.

Sinopsis

Dentro del sub género de literatura comprometida, Cinco horas con Mario pertenece a la novela existencial neorrealista (período entre 1939 – 1962). En esta obra, Delibes emplea el monólogo de su protagonista —quien se encuentra en el velorio de su marido— para develar los matices de una persona frustrada, muy egocéntrica y, principalmente, bastante fascista.

El contraste entre dos estilos de vida

El personaje principal descarga en su diálogo interior todos los reproches acumulados hacia su difunto esposo. De igual forma, presenta al lector un panorama detallado de la vida de la clase media vallisoletana durante la época de la posguerra. No obstante, toda la aspereza sentimental expresada es suavizada, en cierta medida, por los breves segmentos humorísticos o de ternura del texto.

La obra también presenta un contraste entre las familias de los protagonistas. Por una parte, la madre de Carmen tuvo una vida digna, correcta y honrada, así como su su padre era periodista del diario ABC. En cambio, la madre de Mario (el esposo muerto) mantuvo hábitos descuidados  y el padre de éste era un señor muy pesimista, carente de decencia hasta para morirse.

Egolatría

Frase de Miguel Delibes.

Frase de Miguel Delibes.

En el fondo de todos los reproches de Carmen, se encuentra una motivación material. Pues, su mayor reclamo es que su marido no ganó suficiente dinero en vida como para comprarle más objetos y recibir más servicios. Ella también deja ver su lado vanidoso al vanagloriarse de las miradas recibidas por parte de otros chicos cuando era más joven.

Además, Menchu —el apodo de la protagonista— tampoco entendía el comportamiento amable y educado de Mario con personas de las clases más desfavorecidas. Finalmente, la protagonista confiesa haber tenido un flirteo amoroso con un amigo de la infancia que (ella jura) no pasó a mayores. La obra cierra con el pedido de perdón de Carmen a su marido.