Charles Dickens. Otros libros menos conocidos del escritor inglés

Como todo el mundo sabe (o debería) hoy es el cumpleaños de Charles Dickens, el novelista inglés por excelencia y uno de los más grandes e importantes de la literatura universal. Nació el 7 de febrero de 1812 en Portsmouth y algunas de sus obras más famosas son David Copperfield, Oliver Twist, Historia de dos ciudades, Cuento de Navidad y Grandes esperanzas. Pero también tiene otros libros menos conocidos que voy a repasar. Son estas:

Charles Dickens

Fue sin duda el más perspicaz intérprete y contador de historias de su época. Y fue un gran y exitoso maestro en desarrollar el género narrativo, al que dotó también de humor e ironía, además de una muy aguda crítica a la sociedad.

Dickens gótico

También mostró interés por los fenómenos misteriosos, dramáticos y con su punto macabro. Y sin duda su obra más conocida es un cuento de fantasmas. Así que para empezar esta selección de libros menos conocidos, va este título.

Para leer al anochecer

Contiene 13 de las más célebres historias de fantasmas escritas por Dickens como El fantasma en la habitación de la desposada, El juicio por asesinato, El guardavías, Fantasmas de Navidad, El Capitán Asesino y el pacto con el Diablo, La visita del señor Testador o La casa encantada, entre otras.

Dickens viajero

Estampas de Italia

Fue el resultado de casi un año de viaje por Italia en 1844. Dickens pretendió mostrar no solo un conjunto de historia y notas topográficas, sino un vibrante fresco de los lugares visitados.

Apuntes sobre América

En 1842 Charles Dickens y su esposa se embarcaron en el Britannia para conocer América. El viaje, de seis meses, los llevó a Boston, Nueva York y Washington, entre otras ciudades.

El escritor hizo un relato detallado mostrando una sociedad en pleno desarrollo de sus estructuras industriales, judiciales y sanitarias, y apuntando ya la futura hegemonía del país. Así, esa descripción es generosa cuando destaca aspectos en los que sobresale frente a la Inglaterra de su tiempo. Pero también critica las realidades contrarias al progreso o injustas, como la esclavitud.

Una muestra:

BOSTON

Todas las instituciones públicas de Estados Unidos se caracterizan por su gran cortesía. La mayoría de las nuestras podría ser sujeto de una considerable mejora en este sentido, pero es sobre todo la Casa de la Aduana la que debería tomar un mayor ejemplo para volverse menos molesta y hostil con los extranjeros. Aunque la servil avaricia de los oficiales franceses sea ya de por sí despreciable, nuestros hombres hacen gala de una malhumorada y descortés falta de educación, desapacible a todos los que acuden a ellos, indigna de la nación que coloca a estos chuchos irascibles en sus propias puertas.
A mi llegada a los Estados Unidos, me impresionó el contraste que suponía esto con su aduana y con la atención, la educación y el buen humor de aquellos funcionarios que ejercían su deber.

Dickens costumbrista

La señora Lirriper

Tuvo un éxito enorme. Dickens creó este personaje para su revista All the Year Round. La señora Lirriper, al morir su marido lleno de deudas, abre una pensión en el 81 de la calle Norfolk, en Londres, para pagar a sus acreedores e iniciar una nueva vida. Y por allí desfilan una larga galería de personajes genuinamente dickensianos, desde el sabio doctor Goliath hasta el doctor Bernard, que ayuda a los más desesperados a quitarse la vida en unas lujosas cenas.

Dickens histórico

Barnaby Rudge

Calificada habitualmente como una de las dos novelas históricas escritas por Dickens, es sobre todo un melodrama tenebrista con crimen y misterio. Transcurre entre 1775 y 1780, fecha de los disturbios de Gordon, que se describen en la obra. Contiene dos de los temas preferidos de Dickens: el crimen privado y la violencia pública.

Así tenemos una primera parte donde se plantean el siniestro asesinato de Reuben Haredale, la oscura trama que une a los aristócratas Haredale y Chester, eternos enemigos, los romances interrumpidos y no afianzados o el personaje misterioso que acecha la felicidad de la familia de Barnaby.

Y la segunda parte continua con los disturbios de Gordon, revuelta promovida por lord Gordon en contra de los católicos británicos, que envuelve a la multitud y a los distintos personajes, a los que saca los sentimientos más nobles y los más despiadados.

Dickens principiante

Los papeles de Mudfog

Los textos recogidos en este volumen (también referidos a otros asuntos de interés, además de a la Sociedad de la peculiar y ficticia ciudad de Mudfog) fueron publicados originalmente en la revista Bentley’s Miscellany entre 1837 y 1939. Fue una época crucial en la vida personal y profesional de Dickens, que aún firmaba con el seudónimo Boz, y fue su editor. En ella, el escritor dejó de ser un autor principiante y empezó a disfrutar del reconocimiento y el éxito. Estos textos se publicaron como libro en 1880, diez años después de su muerte.