Bares para la ‘España vaciada’: Francia se propone reabrir 1.000 cafés en pueblos para luchar contra la despoblación

(Foto: GTres)

Posiblemente hay cosas mucho más importantes en un pueblo que un bar: escuela, centro médico, tiendas… Pero también es verdad que el bar ejerce una función que va mucho más allá de dar de beber y de comer a locales y visitantes.

Y que cuando cierra el último bar del pueblo suele ser síntoma inequívoco de que esa localidad ha ingresado o está punto de hacerlo en lo que últimamente se conoce como la “España vaciada”. Un pueblo sin bar es, al fin y al cabo, un pueblo que ha perdido el lugar donde reunirse, pasar el rato, enterarse de cómo está tal o cual vecino.

En Francia lo tienen tan claro que una iniciativa bautizada como “1.000 cafés” se ha propuesto reabrir un millar de cafeterías en pequeños pueblos de menos de 3.500 habitantes que se han quedado sin bar. El plan, auspiciado por una asociación con el mismo nombre, es apoyado desde el gobierno para impulsar la Francia rural.

 

Anunciado el verano pasado, el plan contempla ayudas para quienes se animen a reabrir cafés en pueblos que se hayan quedado sin bar o mantener abiertos aquellos cuya continuidad esté en peligro.

Y según explicaban hace unos días en el Telediario de Televisión Española, la iniciativa ha sido muy bien acogida y ya cuenta con más de 1.500 solicitudes de personas dispuestas a abrir uno de estos cafés.

Una medida con la que se quiere restablecer el tejido comercial y social básico para mantener la vida de un pueblo. Algo que, sin duda, también vendría muy bien en todos esos pueblos de España que también se han quedado sin bares y poco a poco sin habitantes.

Ir a la fuente
Autor: Iker Morán

Creative Commons License
Este artículo se publica bajo licencia CC-BY-SA   Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.