Baltasar Magro. Entrevista al autor de María Blanchard

Baltasar Magro. Fotografía de B. Moya proporcionada por Ingenio de Comunicaciones.

Baltasar Magro es periodista y una cara muy conocida de televisión, en la que ha trabajado durante más de treinta años como guionista de programas culturales o director de espacios informativos, entre los que destaca el mítico Informe Semanal. Ha publicado varios libros y su última novela es María Blanchard. Me ha concedido esta entrevista que le agradezco por el tiempo y la amabilidad dedicados.

Baltasar Magro. Entrevista

  • ACTUALIDAD LITERATURA: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

BALTASAR MAGRO: Los primeros libros que tuve la suerte de leer en la biblioteca pública de mi ciudad eran de aventuras, nada diferente a lo que leían los adolescentes de mi tiempo. Y entre ellos destaca Robinson Crusoe. Creo que fue el primero de todos.

La primera historia que escribí con cierta entidad fue el guion de una película, un corto que más tarde tuve la suerte de dirigir. Contaba la historia del fugaz amor entre un maestro de provincias, en la España gris de los años sesenta, con una joven estadounidense que llegaba a la ciudad para estudiar Arte.

  • AL: ¿Cuál fue el primer libro que te impactó y por qué?

BM: Me impresionó La llamada de la selva, de Jack London, hasta el punto de que después revisé su obra al completo. Lo que más me impresionó era cómo narraba la superación del hombre en medio de una naturaleza hostil y la armonía de los paisajes que lo envolvían.

  • AL: ¿Quién es tu escritor favorito? Puedes escoger más de uno y de todas las épocas.

BM: Gracias por permitirme que elija varios. Destaco a Quevedo, Borges, Maalouf, Sampedro, McEwan y Delibes. Hay más, pero estos están entre los primeros.

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

BM: A Baldassare Embriaco (El viaje de Baldassare, de Maalouf) para intercambiar historias y experiencias. Las suyas permiten ahondar en las encrucijadas que nos asolan desde tiempos remotos y en su capacidad para defender el derecho a viajar por el mundo como un extranjero sin humillaciones.

  • AL: ¿Alguna manía a la hora de escribir o leer?           

BM: Silencio a mi alrededor a la hora de escribir. E idéntica aspiración para leer. Soy incapaz de leer en el metro.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

BM: Prefiero escribir por las mañanas. Me encuentro más despejado, y rodeado de mis papeles y libros. Y leer, por las tardes, en el salón de casa o la terraza.

  • AL: ¿Qué nos encontramos en tu última novela, María Blanchard, y por qué elegir un personaje como ella?

BM: Aquí el lector encontrará la historia de una mujer y artista excepcional. La pintora más importante que ha habido en España. Una gran desconocida por el público, a la que se le debe mi novela y las que vengan después para intentar despejar las lagunas y misterios que rodearon su vida.

  • AL: ¿Otros géneros favoritos?

BM: Casi todos sin excepción. De hecho, he trabajado en varios: novela histórica, negra, actualidad…

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Y escribiendo?

BM: A propósito de nada, de Woody Allen.

Trabajo en la historia de tres mujeres: abuela, hija y nieta. La abuela ocultó antes de su muerte correspondencia con los más importantes escritores de los años treinta y cartas de amor con un desconocido. Hija y nieta intentan desvelar el misterio.

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como hay o quieren publicar?

BM: Escritores buenos hay pocos. Lo importante es que el público tenga la información y preparación necesaria para escoger bien y no dejarse llevar por las grandes operaciones de marketing. Que escriban muchos está muy bien, se publique o no se publique. El despliegue en la exagerada salida al mercado de libros deberá contenerse teniendo en cuenta la situación que vivimos.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para futuras novelas?

BM: Por supuesto. Lo que estamos pasando es complicado y nos ha cambiado nuestro forma de relacionarnos y de vivir. Anhelo su final cuanto antes. El tiempo nos dirá si servirá de argumento, pero seguro que aportará cosas por la intensa experiencia que representa para todos.